2006 02 Galapagos

De vuelta a Galápagos, pero esta vez a bucear. Galapagos significa vida salvaje al alcance de la mano, animales que no temen al hombre, si no que toleran su presencia sin moverse del sitio. Fui con Luis, Pilar, Fernando y otros compañeros que conocí durante el viaje. Pasamos por algunas islas conocidas, pero 'lo gordo' se concentra en Darwin y Wolf dos remotas islas al NNO del archipiélago y con una concentración de tiburones, delfines y otra macrofauna que nos dejaron boquiabiertos. No me extraña que digan que es el mejor destino de buceo del mundo. Además y en este caso por coincidencia, teníamos a Wiliam (definitivamente amigo) de capitán del catamarán Nemo, que es muy cómodo y habitable, salvo los camarotes que son pequeños. Un viaje sobresaliente.